Sociedad

CONTRA LA IMPUNIDAD

Adrogué: masivo escrache al genocida Maidana y provocación policial

El viernes 21 se realizó una concentración frente al domicilio del excarcelero del Vesubio, que obtuvo la libertad condicional en enero.

Sábado 22 de febrero | 15:21

1 / 8

Fotos: Corresponsales LID Almirante Brown. Mirá la galería

El viernes por la tarde se convocaron en la puerta del ex Nacional de Adrogué numerosas organizaciones y vecinos del distrito para marchar hacia la casa de José Néstor Maidana y reclamar cárcel común y efectiva para el genocida. La columna estuvo encabezada por exdetenidos del centro clandestino de detención El Vesubio -donde Maidana era guardiacárcel- y Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Acompañaron también referentes de organizaciones sindicales, sociales y políticas que fueron parte de la convocatoria.

Leé también: El genocida José Néstor Maidana, carcelero de El Vesubio, camina libre por Adrogué

Durante la movilización por el centro de Adrogué se realizó una señalización con carteles que indicaban el camino a la casa de Maidana, mientras se pegaban afiches y se repartían volantes alertando a los vecinos que había un genocida suelto por las calles de su barrio. Una vez llegados al domicilio de Maidana se realizó un acto en repudio a su liberación.

Impunidad y provocación policial

Al llegar a la casa donde se mudó este genocida la movilización se topó con un cordón de policías bonaerenses. Ninguno de ellos portaba su identificación y varios tenían armas de fuego, aunque está prohibido que lo hagan en manifestaciones. Esta provocación de la bonaerense está en sintonía con el repudiado fallo que le dio a Maidana la libertad condicional. La jueza Sabrina Namer se basó en un informe de buena conducta brindado por el Servicio Penitenciario, a pesar de la recomendación contraria del Ministerio Público Fiscal y las objeciones de la exesposa y el hijo de Maidana.

Es escandaloso que se otorgue este beneficio a un condenado por delitos de lesa humanidad, que hoy camina libre habiendo cumplido solo ocho años de su condena, gracias a una apreciación hecha por guardiacárceles como el mismo Maidana. Los vínculos entre el poder judicial y las fuerzas de seguridad para brindarle impunidad a los genocidas de la última dictadura siguen vigentes. Este entramado se sostiene gracias a que en las fuerzas siguen en función cientos de efectivos que participaban en la dictadura.







Temas relacionados

Dictadura   /    Genocidas   /    Impunidad   /    Libertades Democráticas   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO