Economía

ENDEUDAMIENTO

Buitres sobrevuelan: ¿qué pasará con la deuda bonaerense?

Kicillof subió la oferta y ofreció anticipar el pago del 30 % del capital. Un grupo de acreedores aceptaría la propuesta, pero faltaría el visto bueno de Fidelity. La fecha límite vence en pocas horas. ¿Rumbo al default?

Lunes 3 de febrero | 23:48

Fotografía: MendozaPost

Las idas y vueltas de la deuda bonaerense continúan. Axel Kicillof subió la oferta este lunes a los tenedores del bono Buenos Aires 2021 (BP21) y este martes a las 6 de la mañana, hora de la Argentina, se cumple el plazo para que acepten o no la nueva propuesta.

La provincia espera llegar a un acuerdo o debrá pagar los U$S 250 millones de capital antes del miércoles; en caso contrario, entraría en default (cesación de pagos).

Axel Kicillof afirmó que "hubo una aceptación" del grupo más importante de acreedores en declaraciones formuladas a radio El Destape, pero aclaró que "todavía quedan algunos fondos que tienen posiciones complicadas". El peso pesado de Fidelity sería el fondo que rechaza la oferta del gobernador y exige más.

Si la provincia de Buenos Aires ingresa en default habría más nubarrones para la negociación de la deuda que comenzó Martín Guzmán con los privados y el FMI. El gobierno nacional tiene 60 días para enamorar a los buitres y concretar su oferta, según el cronograma publicado por el Ministerio de Hacienda.

Te puede interesar: Albertnomics: ¿quiénes pagan (y quiénes no) los costos de la “emergencia”?

Endulzar todo lo que dé

A comienzos de enero el gobernador de la provincia de Buenos Aires propuso a los especuladores postergar hasta el 1º de mayo el pago de U$S 250 millones correspondiente al capital del bono Buenos Aires 2021 (BP21), emitido por el exgobernador Daniel Scioli en 2011. La fecha de vencimiento fue el 26 de enero. Para concretar la operación se necesitaba la aceptación del 75 % de los bonistas, pero el gobernador no lo logró.

Los especuladores saben cómo operar y apretar lo que sea necesario para obtener una oferta mejor. La mayoría de los bonistas se agrupó en varios comités, y afirmaron sobre la negociación "perdieron el tiempo durante dos meses y después nos cantaron retruco con un cuatro de copas".

La negociación es complicada como afirman especialistas por la dispersión de los tenedores del bono, a muchos no los tenían identificados.

Axel Kicillof buscó endulzar la oferta prometiendo un adelanto en los pagos de intereses a cambio de postergar el pago de capital. Este adelanto implica un pago de alrededor de U$S 7 millones, que se suman al pago de intereses inicialmente previsto, por U$S 25 millones. Pero los buitres también lo rechazaron. Según reconoció el ministro de Economía, Guzmán, el nivel de aceptación era de sólo el 26 %.

Este lunes la provincia de Buenos Aires volvió a subir la oferta. Les propuso a los bonistas pagar el 30 % del capital que venció el 26 de enero. Faltan pocas horas para conocer si el gobierno bonaerense logró la aceptación del 75 % de los acreedores.

En un comunicado, el Comité Directivo de tenedores de bonos respaldó la oferta formulada este lunes temprano, por la Provincia. Sin embargo, falta el visto bueno de uno de los principales buitres.

Este lunes el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, confirmó que hubo grupos que aceptaron, alrededor de 200 fondos, pero sin dar nombres concretos sostuvo que hay fondos que rechazaron la oferta edulcorada.

El fondo “complicado” sería Fidelity Investments, un fondo que tiene en sus manos el 16,3 % de bonos BP21. Según los datos de la agencia Bloomberg, NN Investment Partners tendría el 3,52 %; Royal Bank of Canada, 1,85 %; BlackRock, 1,64 %; y Southern Trust, 1,53 %.

Fidelity rechazaría la oferta porque pretende que la provincia pague el 50 % del capital ahora en vez del 30 %. No es la primera vez que dicho fondo hace negocios con el endeudamiento argentino. En 2005, fue uno de los buitres que negoció la reestructuración de la deuda que estaba en default después de la crisis del 2001. Canje donde los especuladores obtuvieron grandes ganancias por comprar bonos a precio de remate.

¿Y ahora?

Un escenario optimista sería que Kicillof logre la aceptación del 75 % de los bonistas y postergue el plazo de pago a mayo. Pero no se puede confiar en la “buena fe” de los bonistas como sostuvo el gobernador. ¿Por qué los especuladores van a aceptar la propuesta cuando no hay nada que les garantice que los dólares estarán disponibles en mayo para pagar? Los especuladores temen que si aceptan caerán en la bolsa de la renegociación general de la deuda de la provincia de Buenos Aires.

¿Kicillof pagará? El gobernador afirmó que no hay fondos para pagar. Martín Guzmán ya adelantó que no habrá salvataje para la deuda bonaerense. Alberto Fernández respaldó el sábado pasado la propuesta del gobernador, aunque aclaró que las deudas provinciales "son problemas que deben resolver las provincias".

¿Hay riesgo de default? Sí, y si ocurre se empañaría la negociación que Guzmán ya comenzó con los privados y con el FMI. Algunos especialistas afirman que igualmente se podría renegociar la deuda a nivel nacional con la provincia en default, pero habrá que ver si las exigencias de los privados se endurecen. Otro riesgo son las provincias como Chubut y Santa Cruz que enfrentan problemas de endeudamiento parecido a Buenos Aires.

En este lío los buitres también juegan. ¿Fidelity rechazó la oferta para acelerar el camino al default y poder litigar contra Argentina? Daniel Scioli les concedió la prórroga de jurisdicción, es decir que pueden recurrir a tribunales extranjeros. Beneficio que otorgó también el kirchnerismo en los canjes de deuda de 2005 y 2010, que habilitó el fallo del juez de Nueva York, Thomas Griesa, a favor de los fondos buitres. Tras años de conflicto, Mauricio Macri con el aval del peronismo pagó a los especuladores todo lo que reclamaron y obtuvieron ganancias mayores al 1.000 %. Es una carta que no se puede descartar, cría cuervos y te sacarán los ojos.

Te puede interesar: Prórroga de jurisdicción de la deuda: la ley de los gánsteres

En el proyecto para reestructurar la deuda, que seguramente se aprobará en el Senado este miércoles, el Gobierno vuelve a conceder este beneficio a los especuladores: que rijan las reglas de los países imperialistas.

Si habrá default o no se sabrá el miércoles. Lo cierto es que hay una prioridad en común tanto para el gobierno nacional como el provincial: los especuladores. El oficialismo ya archivó las denuncias realizadas sobre el endeudamiento en la era Macri y se paga a “libro cerrado” sin investigar.

Aunque se postergue los vencimientos de deuda, o haya quita los buitres hacen grandes negocios porque compran bonos baratos y después embolsan las ganancias.

Mientras tanto para Fernández son las mayorías populares las que tienen que hacer el esfuerzo y esperar a que la economía “se encienda” para comenzar a recuperar algo de lo perdido con el ajuste macrista. ¿Por qué esperar? Los recursos están disponibles para mejorar las jubilaciones, los salarios, para destinar más fondos a la salud y educación. Que la historia no se repita, no hay que volver a pagar la deuda con el ”hambre y la sed” de las mayorías populares.

Te puede interesar: ¿A cuánto equivalen los vencimientos de la deuda eterna?







Temas relacionados

Martín Guzmán   /    Alberto Fernández   /    Deuda   /    Buenos Aires   /    Axel Kicillof    /    Fondos Buitre   /    FMI   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO