Economía

INFLACIÓN 2019

La inflación fue récord: ¿cuánto aumentarán los salarios?

El Indec confirmó que la inflación de 2019 fue de 53,8 %, la mayor en 28 años. Durante el macrismo los precios subieron a un nivel récord desde 1991, mientras el poder de compra de los salarios se pulverizó. Las expectativas de los trabajadores son de recomposición. ¿Cuál será el plan de Alberto para los salarios?

Miércoles 15 de enero | 22:42

Luego de que el Indec diera a conocer el resultado del nivel general de precios al consumidor (IPC) para el mes de diciembre, se confirmó que la inflación de 2019 ascendió a 53,8 %. Muy lejos de las promesas de campaña- “el mejor equipo de los últimos 50 años” llegó a batir un récord alcanzando la mayor inflación en 28 años.

El IPC registró una variación mensual respecto a noviembre de 3,7 %, por debajo de lo esperado por las distintas consultoras. El dato muy alejado del 4,2 % que proyectaba la consultora Elypsis y del 4,1 % que preveía el REM elaborado por el Banco Central; que contemplaban los efectos de las remarcaciones de precios y de los aumentos de los combustibles en ese periodo.

Dentro de los rubros que registraron aumentos interanuales en diciembre por encima del nivel promedio se encuentran salud, comunicación, equipamiento y mantenimiento del hogar, alimentos y bebidas, bienes y servicios varios.

La inflación más alta en tres décadas

Mauricio Macri no sólo dejó una economía en profunda recesión y altamente endeudada, sino que además logró que la suba generalizada de precios llegue a niveles no vistos en casi tres décadas.

Superó su propio récord, ya que 2018 finalizó con una inflación de 47,6 %. El 53,8 % de 2019 es un pico máximo desde 1991.

En resumidas cuentas, el macrismo intentó bajar la inflación con política de tasa de interés (por las nubes) como protagonista, que sólo sirvió para aumentar las ganancias los fondos especuladores a través de la bicicleta financiera, mientras enfriaba la economía y profundizaba el endeudamiento a costa de generar una bomba de Lebacs y luego Leliqs.

El impacto de los sucesivos tarifazos también fue aportando su cuota para la suba de precios de la economía. Las corridas cambiarias iniciadas en 2018 por los especuladores, dejaron como resultado una megadevaluación que tuvo un fuerte traslado a los precios a través de remarcaciones de supermercados, servicios, etc.

Te puede interesar: Crónica de una muerte anunciada: un estudio sobre la economía de Macri

Salarios: recuperar lo perdido, una cuenta pendiente

A través de la aprobación de la ley de emergencia económica, el Gobierno avanzó en suspender la movilidad jubilatoria por 180 días, dejando a más de 2 millones de jubilados sin bono. A los bancos, al agropower, a las mineras y petroleras no les pidió hasta el momento “esfuerzo” alguno.

Para los trabajadores no hubo mejor suerte, a aquellos que trabajan como monotributistas (que implica peores condiciones laborales con menor estabilidad) les aumento en un 51 % el impuesto que pagan. A los trabajadores del sector privado registrado les aumentará el sueldo en dos cuotas por una suma total de $3320 en el sueldo de febrero. Esta semana se confirmó el mismo aumento para los trabajadores estatales, pero un mes más tarde y con un tope: sólo lo cobrarán aquellos que ganen hasta $ 60.000.

Te puede interesar: El 87 % de los asalariados registrados del sector privado no llegará a fin de mes

El aumento salarial por decreto, que es a cuenta de futuras paritarias, es insuficiente para hacer frente al altísimo costo de vida de las familias trabajadoras. Como si esto fuese poco, esta semana Alberto se animó a decir que en el camino de desindexar la economía era necesario abandonar las cláusulas gatillo: "necesitamos que la economía pare de indexarse, si no combatir la inflación es muy difícil. La cláusula gatillo es una forma de indexación".

Tampoco descartó que exista otra suba salarial por decreto, lo que implicaría que no funcionen las negociaciones paritarias. Por el momento los sindicatos han mantenido un total apoyo al presidente, el único pedido por aumentos paritarios fue el que realizó Camioneros que reclama un 33 %. Hasta el momento las medidas de Fernández están destinadas a mantener las cuentas fiscales en orden para mostrarle al FMI su voluntad de pago de la deuda. Sin embargo, los trabajadores esperan una recuperación de sus salarios, es una deuda pendiente. Restará ver si en el plan de Alberto incluye dar lugar a esta exigencia o si se tratará de un mayor ajuste a los salarios.

Podés leer: Apunten contra el salario: Alberto Fernández se opuso a la cláusula gatillo







Temas relacionados

Alberto Fernández   /    Salario real   /    Indec   /    Paritarias   /    Inflación   /    FMI   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO