Internacional

GOLPE DE ESTADO

Bolivia: cierran Escuela Militar Antiimperialista y abren una en honor a asesinos del Che Guevara

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, clausuró la Escuela de Comando Antiimperialista “Juan José Torres” fundada por Evo Morales el 2016, alegando que la enseñanza que se impartía en esas instalaciones “no coincide con la doctrina militar”. En su lugar inauguró la Escuela Militar “Héroes de Ñancahuzú” en honor a los militares que asesinaron al Che Guevara.

Dalila Fabreger

Militante de Pan y Rosas

Miércoles 22 de enero | 11:57

El llamado “Gobierno de transición” liderado por la golpista Jeanine Áñez, sigue buscando borrar todas las huellas que dejó el MAS, sobre todo lo simbólico, como fue la ingenua idea de Evo Morales de “reformar” a los militares creando una escuela antiiimperialista y anti-colonialista, una especie de antítesis a la Escuela de las Américas, la plataforma yanki para desestabilizar gobiernos de "izquierda" en Latinoamérica.

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, declaró que lo que están haciendo “es devolverle el lugar que corresponde a las Fuerzas Armadas, y parte de eso es cambiar algo que no va con la doctrina militar porque bajo ese concepto antiimperialista se generaban doctrinas foráneas que no tenían nada que ver con el espíritu de los bolivianos y peor con las Fuerzas Armadas”. Es casi una obviedad decir que la ideología antiimperialista no condice con los valores militares del actual Ejército que formó parte de un golpe de Estado proimperialista los pasados meses. Los intentos del MAS de dotar al ejército de una ideología antiimperialista, evidententemente, cayeron en un saco roto y el actual gobierno de Áñez asume abiertamente un papel para el ejército de mero auxiliar al servicio de las políticas norteamericanas.

Esto, sumado a las declaraciones del ministro de Gobierno Arturo Murillo de haber “hecho un matrimonio (policías y militares) para las elecciones, para cuidar el voto de la gente", nos vuelve a alertar del carácter ultra represivo de este gobierno de facto que pretende hacer una “transición democrática” de la mano de militares y policías, en la cual, como ya expresó Murillo, no habrá elecciones en los lugares donde no se deje entrar a las fuerzas armadas y policiales.

Otro síntoma más del avance de la ultra derecha fascista de manos del Gobierno actual, es la celebración de los militares como “héroes” por haber asesinado al Che Guevara y otros guerrilleros en Ñancahuazú. “Mérito” que ni si quiera les pertenece, ya que actuaron bajo órdenes directas del embajador norteaméricano Henderson. Tampoco les interesa recordar que cuando se libraron los enfrentamientos armados entre las guerrillas y el Ejército, estábamos bajo el Gobierno dictatorial de René Barrientos Ortuño, títere de los yankis y quien ordenó la masacre de San Juan.

Esta nueva ola de hipocresía alentada por el Gobierno de facto que llama a la pacificación militarizada, que fomenta fuerzas paramilitares como la Resistencia Cochala, se atreve a llamar asesino al Che Guevara después de haber dejado un saldo de más de 30 muertos en el camino a su “transición democrática”.

No nos sorprende esta actitud por parte de este gobierno, ni de la burguesía que siempre buscó enterrar la imagen del Che sin éxito, y aunque no estemos de acuerdo con los métodos vanguardistas y divorciados del movimiento obrero y de masas que utilizó, sabemos que fue un revolucionario internacionalista y comprometido. Ahora más que nunca debemos asumir ese compromiso revolucionario ante la escalada represiva que sigue creciendo bajo este Gobierno de facto.







Temas relacionados

Jeanine Áñez   /    Golpe de Estado en Bolivia   /    #Bolivia   /    Bolivia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO