ACTUALIDAD

Chubut: Arcioni anunció un fuerte ajuste con congelamiento de salarios por 6 meses

El Gobierno de Arcioni presentó un nuevo plan de ajuste bajo el nombre de “Reforma estructural del Estado”. Congeló los salarios por 180 días, incumpliendo las paritarias y eliminando la cláusula gatillo, además de continuar con el pago escalonado. Amplio repudio gremial y de la izquierda.

Noemí Barra

Delegada docente | Referente del PTS Chubut y de la Agrupación Marrón

Martín Saez

Docente | Agrupación Marrón | Referente del PTS Chubut

Jueves 16 de enero | 21:32

El Gobierno de Chubut anunció un paquete de medidas de ajuste a través del ministro de Economía Oscar Antonena.

Les trabajadores chubutenses vienen enfrentando el pago escalonado de salarios, el vaciamiento estructural de los presupuestos (como lo refleja la situación en salud, educación, obras públicas, etc.), el incumplimiento del Gobierno de las cláusulas gatillos y otros convenios, el medio aguinaldo de diciembre que fue abonado a mediados de enero, el salario de diciembre que aún no fue pagado, y una deuda pública que estrangula las cuentas provinciales y que es pagada por las y los trabajadores. Mientras que la inflación interanual nacional es de 53,8 % (que en Patagonia es sensiblemente mayor) ahora se suman nuevos ataques por parte del gobierno provincial.

El reciente anuncio de la “Reforma estructural del Estado” es ejemplo de que para Mariano Arcioni, el aliado de Alberto Fernández, la crisis la debe continuar pagando el pueblo laborioso. Mientras que para los políticos y empresarios que la generaron hay vía libre.

Te puede interesar: Otra de Arcioni: estatales sin aguinaldo en Chubut

Reforma estructural del Estado: para el gobierno de Chubut, la culpa es de los trabajadores.

El ministro de Economía, Oscar Antonena, presentó el plan de “Reforma estructural del Estado” o “Programa de reestructuración del Estado”.

En términos generales, se trata de un plan de ajuste que golpea nuevamente al sector estatal chubutense. Este plan fue solicitado semanas atrás por Alberto Fernández, del Frente de Todxs, en el marco del adelantamiento de fondos para afrontar el pago de los aguinaldos. En la rueda de prensa el ministro estuvo acompañado por José Grazzini (ministro de Gobierno), Oscar Relly (Secretario General) y Andrés Meizner (ministro de Educación).

Antonena comenzó diciendo que “este tiempo en la historia de nuestra provincia nos encuentra en una situación aguda en las finanzas que obliga a plantear una reestructuración”, para luego dar un diagnóstico de la situación provincial según el cual “el déficit estimado para el ejercicio 2020 asciende a unos 22 mil millones […] e implica un 40 % de los ingresos totales de la provincia”. Esto sin contar otros ítems como actualización de los salarios y cláusula gatillo, las deudas con prestadores (SEROS, TICADEP, YPF, CAMEESA y otros proveedores) que ascendería a 36 mil millones.

Luego continuó con una exposición de varios minutos y ahondó en un claro mensaje: si Chubut está en esta situación, es por culpa de los estatales que son muchos y cobran mucho, como lo refleja el siguiente y extenso párrafo: “Si la provincia lograra diferir todas las obligaciones por pago por servicios de deuda, bonos, letras y anticipos del Banco del Chubut mantendría un déficit de unos 13 mil millones. En este escenario, el gasto en salarios y jubilaciones propios del ejercicio, seguiría en niveles insostenibles [...] la provincia de Chubut enfrenta un problema estructural tan extremo, en términos de su masa salarial, que ya no solo le impide funcionar normalmente e invertir en infraestructura sino que le impide seguir endeudándose para pagar el salario y las jubilaciones, aun manteniéndolos sin ajustar durante todo 2020 y logrando despejar todos los pagos de deuda durante el ejercicio”. Para rematar dijo que “cabe aclarar que lo anterior ha puesto en estado crítico la solvencia intertemporal de la provincia y no exactamente por un monto alto de la deuda”.

El plan de ajuste se completa con un fuerte ataque a los jubilados (mediante retiros voluntarios, entre otras), el congelamiento de los salarios por 180 días, la anulación de la cláusula gatillo, la no apertura de paritarias y tarifazos. Además se hizo mención a la “reducción de la planta política” entre un 15 y 20 %: el gobierno de Arcioni prepara el camino para los despidos.

El repudio a la reforma no se hizo esperar

En estas horas los sindicatos estatales salieron a repudiar las medidas de ajuste de Arcioni. La Mesa de Unidad Sindical en un comunicado expresó que “los trabajadores de Chubut llevamos más de dos años discutiendo, peleando y reclamando el cumplimiento de los acuerdos paritarios que van desde lo salarial hasta condiciones dignas de trabajo” y que “los trabajadores no vamos a pagar el ajuste, ni la corrupción”. No obstante, en el mismo no se especificó medida de lucha alguna.

En una asamblea en Puerto Madryn por la mañana, trabajadores de la salud (nucleados en ATE) declararon a los medios que “si hay 180 días de salarios congelados, habrá 180 días de paro” y se anunciaron medidas para la semana próxima. Guillermo Quiroga (dirigente de ATE) comentó que “si no se cumple con la cláusula gatillo con los auxiliares de la educación las clases no empiezan”.

Pero sabemos que no alcanza con expresar el repudio a las medidas de ajuste en las redes, como lo está haciendo la Mesa de Unidad Sindical que apoyó a Alberto Fernández en las últimas elecciones, es necesario organizarnos para derrotar este paquetazo de medidas.

Así como el Gobierno de Arcioni se organiza para el ajuste, nosotros tenemos que unir nuestras luchas contra los ataques, por ejemplo dando una misma pelea común de los estatales y la lucha contra las mineras.

Desde el PTS decimos ¡Abajo la reforma estructural del Estado! ¡Derrotemos el ajuste de Arcioni!

El ajuste de Arcioni en Chubut, que se ve profundizado por la reforma estructural del Estado, es reflejo de lo que sucede en el plano nacional. Alberto Fernández y el Frente de Todos realizaron un gran ataque contra los jubilados a finales de diciembre al suspender la movilidad jubilatoria para pagar la deuda externa y, recientemente, mostró su negativa respecto a las paritarias y las cláusulas gatillo. Para Arcioni y Fernández, el problema es el salario de las y los trabajadores mientras que pagar la multimillonaria (y fraudulenta) deuda externa es puesta entre las prioridades.

Te puede interesar: Apunten contra el salario: Alberto Fernández se opuso a la cláusula gatillo

Desde el PTS decimos abajo la reforma estructural del Estado y todo ajuste impulsado por el gobierno nacional y provincial. Deben abrirse ya mismo las paritarias para que lxs trabajadores le ganemos a la brutal inflación. Hoy más que nunca debemos luchar y organizarnos para dar vuelta las prioridades: más plata para los presupuestos de salud, educación, obras públicas y no para pagar la deuda usurera e ilegítima. Este viernes 24 de enero la reforma que pretende Arcioni será tratada en la Legislatura provincial, es por ello que los sindicatos deben llamar ya mismo a asambleas resolutivas y plenarios abiertos de trabajadores a nivel provincial con el fin de impulsar un verdadero plan de lucha para derrotar el ajuste de Arcioni.

La salida tiene que ser de fondo mediante el no pago de la deuda y que los recursos estratégicos de la provincia sean estatizados bajo gestión de sus trabajadores y usuarios, al mismo tiempo que decimos que decimos no a la megaminería.







Temas relacionados

Mariano Arcioni   /    Alberto Fernández   /    Ajuste   /    Chubut

Comentarios

DEJAR COMENTARIO