Política

ESTEBAN ECHEVERRÍA

Desde lejos no se ve: Kicillof, Berni, Gray y un relato que no cierra

El lunes, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires y su ministro de Seguridad fueron recibidos por el intendente de Esteban Echeverría. Mientras en los medios mantienen un discurso de tranquilidad, la realidad de los trabajadores es muy distinta.

Pablo Fahey

Delegado EES n° 3, Monte Grande

Agustín Palazesi

Docente. Agrupación Marrón

Martes 31 de marzo | 16:50

El lunes, primer día tras la extensión de la cuarentena dictada por el gobierno nacional, el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, recibió al gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y a su ministro de Seguridad, Sergio Berni. Desde el centro de monitoreo de la ciudad, dieron una entrevista al programa Informados de todo, conducido por Guillermo Andino. Allí, tanto Gray como Kicillof respondieron algunas preguntas y dieron testimonios de medidas que aparentemente vienen llevando en la provincia y el distrito.

El vacío de los discursos oficiales

Comenzó el intendente, explicando que "vía online estamos viendo los operativos, desde la toma de fiebre con los termómetros láser, hasta el control de vehículos. Este es un trabajo coordinado que estamos haciendo, van a ver el SAME, que es un servicio provincial, financiado por el ministerio de Salud de la provincia, la policía de la Provincia de Buenos Aires y el municipio"; "estamos viendo los temas de ayuda alimentaria, el tema vehicular, el tema comercial con el control de precios y el tema sanitario. Hemos lanzado hoy una campaña de vacunación antigripal, casa por casa, para mayores de 65 años".

Luego le tocó el turno a Kicillof, quien agregó: "estamos haciendo una recorrida que empezó por Almirante Brown y continuó por Lomas de Zamora. estamos supervisando la constitución de los comités de emergencia en los municipios de toda la provincia, particularmente en el sur del conurbano, que confluye la cuestión de la seguridad, la salud y la educación, que estamos dando de comer en comedores escolares más el apoyo de desarrollo social".

Te puede interesar: Deuda, despidos y crisis sanitaria: lo que tenés que saber en el noticiero del mediodía

Por otra parte, sostuvo que "nos hemos encontrado con que los municipios están trabajando muy bien en cada una de las áreas. En coordinación con provincia y Nación, esto permite que los problemas de la salud que va a provocar el coronavirus estén siendo atendidos preventivamente, a través de la expansión de nuestra infraestructura, tanto los hospitales municipales como los provinciales"; "hoy estamos tras los insumos para poder proveer de los famosos respiradores a toda la provincia, equipamiento para la protección del personal". Como si esto fuera poco, resaltó el "trabajo de las fuerzas de seguridad" comandadas por su ministro: "están quienes siguen trabajando. Están los policías que hablamos con Berni para que refuercen la distribución de alimentos y a los centros sanitarios. Ponen en riesgo doblemente su situación".

El lado ’B’ de las medidas que se están tomando

Al parecer, en sus declaraciones, hay una parte que tanto el intendente como el gobernador pasaron por alto. No son detalles menores.

Mientras el Gobierno de Alberto Fernández está pagando sumas millonarias a los acreedores internacionales, el sistema sigue estando desbordado. A la falta de infraestructura, se le suma la precarización de los trabajadores de la salud, también las especulaciones de las grandes cadenas farmacéuticas.

Como bien refleja esta nota, la emergencia no hace más que ahondar la desigualdad entre los reciben migajas y los grandes ganadores de la pandemia: detrás de esto hay intereses económicos de parte de empresas constructoras, empresas proveedoras de material hospitalario, laboratorios nacionales e internacionales, etc.

Con las declaraciones de Kicillof y Gray, da la sensación que son detalles los que quedan por hacer. Sin embargo, si bien se está equipando el Hospital del Bicentenario,las clínicas privadas no fueron estatizadas, (ni se menciona hacerlo), como ya se hizo en Irlanda. Un ejemplo es la Clínica Monte Grande, que sigue sin ser declarada de interés público y allí solo pueden asistir los que cuentan con una obra social o los que pueden pagar. En un distrito como Esteban Echeverría que, según los datos oficiales del último censo cuenta con 300.900, esto puede ser clave si se detecta un pico de infectados como vienen anunciando para las próximas semanas.

Podés leer: Crisis y oportunidades en tiempos de coronavirus

Como si esto fuera poco, omitieron los terribles abusos por parte de las fuerzas policiales en la Provincia, que ya se vienen dando en distintos lugares y pretenden legitimar la tarea del ejército en ciudades como Quilmes, que parece ser la "prueba piloto" para el resto del país. Teniendo en cuenta que en Esteban Echeverría, contamos con los precedentes recientes de las represiones a Cresta Roja y uno de mayores crímenes registrados en una comisaría, en 9 de Abril, no se puede pasar por alto. Hoy, en el marco de la crisis por el covid-19, el distrito ya cuenta con 90 detenidos.

Cambio de prioridades: medidas elementales y estructurales de la mano de estudiantes y trabajadores

Ante una situación extraordinaria, se tienen que tomar medidas extraordinarias. La pandemia pone sobre la mesa la necesidad urgente de dar un giro de 180 grados: la organización y la planificación con el control de los y las trabajadores son claves. Desde el Frente de Izquierda Unidad se vienen impulsando una serie de medidas que abarcan desde cuestiones básicas como la prohibición de despidos (que con el caso de Techint queda claro que es urgente), la necesidad de test masivos, subsidios a los sectores informales y desocupados para que lleguen al menos a $30.000, hasta medidas más estructurales como la nacionalización del sistema de salud (para utilizar todos los recursos sin distinción de clase) y una reconversión de la industria para producir y abastecer con todo lo necesario al sistema sanitario y a los sectores populares. Madygraf, es un gran ejemplo. Una empresa gráfica recuperada por sus trabajadores en 2014, decidió trabajar en conjunto con la UNSAM para producir alcohol en gel y barbijos. A contramano de empresas como Farmacity, que con sus depósitos llenos de stock pone sus ganancias por encima de nuestra salud.

Por eso, para evitar el abuso y la especulación de las empresas, entendemos que la salida no va a ser con el "control" por parte de las fuerzas represivas, que como bien reflejan algunos testimonios en los barrios están reprimiendo, sino a través de comisiones de trabajadores, estudiantes, docentes y técnicos. Dos ejemplos son el de los trabajadores del aeropuerto de Ezeiza, que pusieron en pie una comisión de Seguridad, Higiene y Resguardo laboral en el aeropuerto o los alumnos del I.S.F.D. y T. N° 35, quienes están exigiendo la apertura de la institución para fabricar alcohol en gel.

Seguí en La Izquierda Diario la columna de Walter Moretti sobre el escenario bonaerense







Temas relacionados

Esteban Echeverría   /    Axel Kicillof    /    Sergio Berni   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO