Economía

PROYECTO

El Gobierno quiere suspender la movilidad jubilatoria y daría un bono al haber mínimo por dos meses

El proyecto de emergencia económica que elaboró el gobierno suspendería por 180 días la aplicación de la fórmula de movilidad de las jubilaciones, asignaciones y familiares y demás prestaciones de la ANSES. Habrá un bono de $ 5.000 sólo para quienes cobren la mínima en diciembre y en enero.

Lunes 16 de diciembre de 2019 | 20:58

El proyecto oficial de emergencia económica que entrará esta noche al Congreso propondría suspender por 180 días la aplicación de la fórmula de movilidad de las jubilaciones, asignaciones y familiares y demás prestaciones de la ANSES.

Durante ese lapso se encomendaría la elaboración de una nueva fórmula, que reemplace la actual que actualiza los haberes principalmente según inflación (70 %) y en menor medida con incrementos salariales (30 %), con un rezago de 6 meses.

En el mes de marzo el aumento pautado según la movilidad previsional hubiese sido de 11,56 % y elevaría la mínima de $ 14.068 a $ 15.694.

Mientras tanto, el poder Ejecutivo tendría autorización por otorgar aumentos por decreto. La medida afecta a 18 millones de personas.

Funcionarios también adelantaron que el gobierno daría un bono a pagar en dos meses (enero y diciembre) para jubilados que cobren el haber mínimo y para AUH.

Según anunció esta tarde el presidente Alberto Fernández en un programa televisivo, los jubilados que cobran la mínima recibirán un adicional de $ 5.000 en diciembre y otro de igual suma en el mes de enero.

También anticipó que los beneficiarios de la AUH recibirán una suma extra de 2.000 pesos en diciembre y en enero.

La suspensión de la movilidad jubilatoria no es condición necesaria para el otorgamiento del bono. La gran incógnita es si el bono, junto a los aumentos por decreto que daría el gobierno, mejorarán los ingresos que hubiesen percibido los jubilados. En los primeros 6 meses de 2020 el incremento rondaría 25 %. Si el aumento total es menor, serán los jubilados y perceptores de asignaciones y prestaciones de ANSES los perjudicados.

Desde que se aprobó la movilidad jubilatoria los haberes y demás prestaciones perdieron un 25 % de poder adquisitivo (noviembre 2017 a noviembre 2019). Esto se debió principalmente a la inflación en ascenso, que terminará en torno a 55 % en 2019, a la que los jubilados siempre corrían por detrás.

Como la fórmula actual tiene un rezago de 6 meses, la inflación de este año se traduciría en incrementos elevados el año entrante que significarían mejoras reales, aunque sin recuperar el poder adquisitivo previo.

Se desconocen actualmente los lineamientos de la fórmula de movilidad que está elaborando el gabinete de Fernández. Sin embargo la misma no estará incluida en el "paquetazo" de medidas para discutir en el Congreso ni en en sesiones extraordinarias, sino sólo la competencia delegada al Ejecutivo para brindar aumentos por decreto.







Temas relacionados

Canasta de jubilados   /    Ley de Movilidad   /    Jubiladas y jubilados   /    Jubilaciones   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO